La India

Castellano con subtítulos en Inglés. La India, el segundo país en población después de China, es la cuna de una cultura milenaria, de las lenguas más antiguas que se conocen en el planeta y de gran […]
FavoriteLoading¡Añadir a tus favoritos!

Castellano con subtítulos en Inglés.
La India, el segundo país en población después de China, es la cuna de una cultura milenaria, de las lenguas más antiguas que se conocen en el planeta y de gran cantidad de religiones y formas de pensamiento aún vigentes. Su vasto territorio ha albergado a multitud de pueblos, etnias y religiones, que durante siglos han aprendido a convivir dando lugar a una espléndida cultura.
La civilización India abarca una realidad geográfica determinada, la península del Indostán, que engloba actualmente tres países diferentes: la India, Pakistán y Bangla Desh. Con forma de triángulo invertido, el cabo Comorín, su punto más meridional, separa las dos costas indias: la Malabar, bañada por el mar Arábigo, y la costa Coromandel, abierta al golfo de Bengala. Al norte, el imponente Himalaya, con el Karakorum y el Hindu Kush, cierra la península. Grandes ríos la cruzan, como el Indo, el Ganges, el Brahmaputra, el Godavari o el Kistna. Sus aguas, alimentadas por el Monzón, hacen crecer ciudades populosas, como Calcuta, Kanpur, Delhi o Bangalore.
La historia de los orígenes de la civilización de la India constituye un gran enigma. A partir del III Milenio, en el valle del Indo se desarrolló una floreciente civilización, comparable a la de Mesopotamia. Esta cultura contó con importantes asentamientos como Mohen-jo Daro, Lothal o Harappa, quien da nombre a toda la cultura. La ciudad de Mohenjo-Daro resulta sorprendente por su compleja red de infraestructuras y su alto desarrollo urbanístico.
Probablemente a partir del año 1800 a.C. comienza la invasión de los pueblos arios, de procedencia debatida. Entre los siglos VII y VI se crean numerosos principados tribales a lo largo del Ganges, siendo el más importante el de Magadha. En el siglo VI nacieron Buda y Jina, fundadores del budismo y del jainismo, respectivamente, dos religiones que jugarán un papel fundamental en la cultura india. La expedición de Alejandro Magno a la India, en el año 326 a.C., produjo la entrada de la influencia griega en la región.
La dinastía Maurya, que gobernó en la India entre los años 322 y 187 a.C. configuró el primer imperio bien documentado. El emperador residía en Pataliputra, desde donde gobernaba sobre las capitales provinciales: Taxila, Tasali, Ujjain y Suvarnagari. Los gobernantes maurya son los creadores del primer arte indio. Su religión oficial, el budismo, se sirvió del arte para hacer llegar de forma gráfica a todos los habitantes del imperio los ideales y las normas del gobierno.
Pero la principal aportación del arte maurya es el stupa, un tipo de monumento funerario que conmemora la muerte de Buda y es a la vez un símbolo cósmico, una reproducción de la estructura del universo. Entre los stupas más conocidos, el nº 1 de Sanchi es uno de los más representativos del arte indio.
El siguiente gran momento de la civilización india es el llamado imperio gupta, entre los siglos IV y V d.C. El imperio, a partir de un pequeño núcleo inicial en el valle del Ganges, se extendió por casi todo el norte de la India actual. La estabilidad social, la tolerancia religiosa, la paz continuada y el enriquecimiento económico dieron lugar a uno de los periodos más brillantes de la historia de la humanidad, en el que se realizaron las pinturas de Ajanta, la “Capilla Sixtina de Oriente”….

Etiquetas: ,

Sobre Anabel J. Climent

Educadora de preescolar Pionera proyecto : "Centros de estimulación temprana"" (1990). Puericultora Diplomada. Especialista en Neonatología. Monitora de Lleure infantil i juvenil.